Peridoncia

 

Las lesiones periodontales se producen por la acumulación de bacterias, que ocasionan alteraciones de la encía y hueso que, si no son tratadas, estas avanzan progresivamente, pudiendo provocar la caída de los dientes

La enfermedad periodontal es una patología crónica, que puede conducir a la pérdida de soporte de sujeción de los dientes, es decir, a la destrucción de las encías y el hueso que sujeta los dientes

Existen 2 tipos de enfermedades periodontonales

Gingivitis

Se trata de la fase inicial de la enfermedad periodontal, que se produce por la acumulación de placa bacteriana. De no ser eliminada correctamente, se transforma en sarro, que irrita e inflama las encías. Los síntomas más frecuentes son el enrojecimiento de la zona y el sangrado de las encías. La gingivitis es reversible, pero si no es tratada adecuadamente, podría avanzar y convertirse en periodontitis.

Periodontitis

Es una enfermedad periodontal grave e irreversible, a diferencia de la gingivitis, se caracteriza por la pérdida estructural del aparato de inserción. La periodontitis es el motivo principal de la caída dental en los adultos. La forma de tratarla es mediante limpieza periódicas y en casos más avanzados el uso de curetajes y/o cirugía siempre seguida de mantenimiento.